Mi historia

SI ESTAS AQUÍ. . . RELAJATE 5 MINUTOS. . . . DEJA EL TELEFONO Y PREPARATE A SONREIR. . . . ESPERO QUE AL LEER MI VIDA COINCIDAMOS EN MUCHOS SENTIMIENTOS DE TU INFANCIA. . . . . . . . ALGO PARA LO QUE NO SOLEMOS TENER TIEMPO.

Espero que lo Disfrutes.

Alberto Escribano

Cuando eres niño

Dicen que los niños sueñan con sueños irreales, dicen que los niños tienen una imaginación digna de los mejores creativos, dicen que cuando eres mayor la realidad te hace bajarte de ese mundo imaginario que te hace soñar. . . . . pues parece que solo para algunos pasa esto. . . .. . . . . . . . . Te voy a contar un poco mi historia, la mía, la de un niño que nació en una familia normal, de esas de las del 80% de la población, de las que tienes lo justo para todo y tus padres entre luces y sombras pasan los días, donde si eres un niño centrado vas saliendo adelante como uno más de la pandilla. En mi caso las cosas fueron diferentes, entre unos padres con cierta tendencia a lo estricto y a lo dictatorial, con más limitación que los demás y donde uno no puede resolver sus pequeñas aventuras por las ataduras de la familia, la única forma que queda es darle rienda suelta a una de las mayores y más potentes drogas que hay en el mundo, “LA IMAGINACION DE UN NIÑO” si a esto lo añadimos la falta de reconocimiento en las cosas que uno hacía, esta droga se refuerza y se hace más fuerte generando una puerta hacia un universo único y personal donde pocos entraban.

En este universo yo podía imaginar ser quien fuera, hacer lo que quisiera y realizar la más grande de las hazañas. . . . . . Pero no fue así, desde pequeño la empatía hacia las cosas sensibles o hacia los pequeños detalles de otros hacían que mis sueños no fueran la del cazador de dragones o el príncipe que salva a la princesas, si no la de realizar cosas imposibles para disfrute de los demás, mis sueños buscaban el fantasear sobre cómo cambiar lo que la gente imaginaba  pero  nadie creía que se podría hacer, ahora que ha pasado el tiempo vuelvo a mi lugar de origen en Segovia y veo que después de haber pasado muchos años con mis 4 hermanos viviendo en un bar que comunicaba con una vivienda y donde pasábamos todos los días ayudando a mis padres entre gente mayor,  que en muchas ocasiones no era capaz de entender bien lo que querían decir, nadie se acuerda de mí, y  yo tampoco recuerdo a casi nadie comparado con mis hermanos, es como ser un hijo fantasma, después de unos años uno ve que en esos momentos uno estaba en su mundo, haciendo las cosas que la familia le pedía pero en un mundo paralelo visto desde un gran ojo que todo lo ve con una transformación clara de la realidad, una realidad llena de mi propia realidad o la que yo creaba.

Juventud

Desde esta visión llena de creatividad y fantasía pasa el tiempo y mis circunstancias personales cambian, se hacen complicadas y realmente duras, eso hace que cada día esta capacidad de soñar se aleje un poco, pero sin llegar a desaparecer nunca y más añorada que en cualquier otro momento de mi vida, sin saberlo se enturbia y se hace un poco oscura al ver un lado del mundo tan complicado que me toca vivir. Con mucho esfuerzo realizo mis estudios sintiendo que no estoy siendo quien en verdad soy, sintiendo  como soy uno más en esa carrera por ser mayor y que por mis circunstancias me toca asumir de manera rápida y eficiente, donde la  faceta dulce y sensible se oculta para dar paso a la realidad que todos vivimos y que somos incapaces de obviar.

Los estudios son una mezcla de fantasía y realidad que no quiero asumir, no llenándome casi nada y una vez terminada mi etapa de estudiante me niego a engrosar la lista de profesores muy respetados por mí pero donde yo me sentiría completamente frustrado. Pasan años donde puedo vivir la realidad más dura de cerca,  donde no hay opción para mí desarrollo personal, pero la vida es muy sabia y aunque te cierre el paso, si luchas, te ofrece pequeñas puertas que tienes que aprovechar, en cualquier  trabajo destapas el bote de imaginación que tienes en ti y  con escasos medios realizas  pequeñas acciones que se distinguen de las que hacen otros sin ser consciente de ello, sin saberlo has dado con lo que tú eres y es en este momento es cuando se vuelve a abrir mi tarro de los sueños.

Comienzos profesionales

A partir de este momento se mezclan dos cosas, la necesidad de terminar con las penurias y la necesidad de dar rienda suelta a mi imaginación, esa capacidad para imaginar y la locomotora de la juventud empuja a toda máquina para que todo esto sea posible. ¡!! Mala mezcla!!! Juventud, deseos de quitarse uno el lastre de la necesidad y destapar el frasco de los sueños.

La máquina se pone en marcha sin saber casi nada de la vida y guiado por un instinto y una fuerza capaz de hacer todo lo que se puede hacer y un poco más, empezando una nueva etapa llena de ilusión y riesgo, donde el contraste del mundo real y mis sueño chocan de manera estrepitosa generándome las mayores alegrías profesionales y las mayores frustraciones y desilusiones personales, ERA IMPOSIBLE CREER EN LA GENTE, ERA IMPOSIBLE VIVIR EN MI MUNDO, LO PERSONAL SIEMPRE ERA UN FRACASO, NADIE SUEÑA, SOLO PIENSAN EN LO MATERIAL.

La Gran Realidad

Frustradas mis expectativas personales y con una gran trayectoria empresarial llega otro momento duro de la mano del egoísmo, la traición de mi socio, el cual le regale la entrada en la empresa y lleno en codicia y ambición destapa su lado más oscuro.

Me toca empezar de 0 con el corazón partido, desencajado por el desánimo y aprendiendo que no solo vale lo que uno quiere o sueña, también hay que adentrarse en la realidad de la gente que nos acompaña y que viven para tener otros objetivos que tenemos que saber complementar, decido comenzar una nueva etapa fuera de mi ciudad rompiendo con todo y solo, como el niño que se levanta por la mañana en su primer día de colegio y se enfrenta a lo desconocido, sin ayuda, sin referencias y con el único respaldo y apoyo de sí mismo y mi familia.

Siempre con la capacidad de ver lo que uno quiere, la necesidad de aprender rápido, escuchar mucho y después de tantos golpes uno emprende un camino lleno de obstáculos pero bien dirigido.

Durmiendo en mi oficina de 40 metros unos años, trabajando un número de horas y en unas condiciones que a día de hoy seria denunciable y siempre mezclando realidad y fantasía en su justa medida, comienza un camino que me va conduciendo a lograr pequeños éxitos que nunca creí que podría tener, comenzando a ver mi camino lleno de esperanzas, replicando el éxito profesional de mí ciudad natal en poco tiempo, Madrid me da la oportunidad de forjarme a mí mismo aprendiendo del trabajo y el esfuerzo ayudado siempre de la templanza y la calma, valores que empiezan a dar fruto, no sin sacrificio y esfuerzo.

Después de 8 años donde solo existe una meta y donde uno tiene bien claro lo que quiere conseguir, no sé muy bien si ayudado con la suerte también, la gente sin saber porque me empezó a pedir poco a poco que representara como yo veo lo que ellos piensan, lo que ellos sienten, lo que ellos son , que me parase y que pudiera soñar por ellos,  y comencé a hacerlo, comencé a priorizar mi vida hacia las personas que quieren que una parte de su alma se vea reflejada en un momento de su vida rodeado de las personas a las que quieren, pero siempre pidiéndome algo muy importante para ellos, que abra ese frasco de imaginación que lo mezcle con quien ellos son y que saque el resultado y lo exprese en la fiesta donde todos quieren ser partícipes.

Esta etapa de mi vida va creciendo y evolucionando rápidamente dado a que cada vez me llegan más peticiones de clientes que solicitan mis servicios, quieren que su evento sea como una gran obra de arte que les defina, que les describa, que sea capaz de expresar lo que ellos no son capaces de hacer ver a los demás, tengo la gran suerte de poder ver la vida de todos ellos por un pequeño agujero sabiendo que pueden estar tranquilos , y haciéndoles sentir niños por un día, rodeados de los suyos, en definitiva de crear EVENTOS CON EL ALMA DE MIS CLIENTES.

En quien me convierto

Después de varios años donde los clientes que me contratan tienen un gran potencial comienzo a plasmar en mi trabajo con más fuerza a ese niño metido en su mundo siendo feliz con sus fantasías aislado del mundo real de las preocupaciones y de las penurias que los mayores tenemos y que no somos capaces de canalizar por nuestra tremenda realidad a la cual somos expuestos. . . . y ese parece ser mi éxito.

Esto hace que me lleguen los clientes con más potencial, familias nacionales o internacionales, comienzo a viajar por Europa y salgo de mi continente dándome la opción de realizar sueños que jamás creí que podría hacer en mi vida y definiendo mi futuro de una manera definitiva y con una forma de trabajo completamente diferente al resto, seguramente rara, inusual, poco optimizada para mí, pero realmente satisfactoria para mí y para mis clientes.

Una vez un amigo de la familia me pregunto que para quien trabajo y le dije que para la persona a la que puedo coger cariño, y me dijo que porque, y mi contestación fue, porque es imposible hacer el proceso de conocer a alguien, saber quién es, entrar en su mundo, conociendo en directo a su entorno, a los que le quieren y aprecian, sus virtudes y defectos y adentrándote un poco en su vida para después procesar, tener la capacidad de encontrar los momentos donde tu mente se puede quedar vacía solo para visualizarle a él, lo que él quiere de ti y hacerlo grande construyendo ese sueño que quiere pero que no es capaz de expresar. Eso significa que tu meta está en el proceso de cada momento, en el sabor de cada sueño, en la hacer realidad la capacidad de ser tú, soñar y que alguien valore, disfrute y llore por algo que tu pensaste trabajaste y soñaste para él.

Quien soy…¿Un niño?

No se cómo puedo describir mis mundos, podría decir que son como los de las imágenes que muestro, irreales, peculiares, pero en definitiva, me hacen volver a ese niño que era y entrar en ese mundo que siempre me llena de esperanza y me hace ser positivo, hay veces que mi trabajo tendría que ser gratis, pues cuando vuelvo por la noche después de realizar un evento me siento con el alma llena, con la tranquilidad de que hice bien y que una pequeña parte de mi cliente se trasladó a mi mundo.

Agradecimientos

Gracias a todos los clientes que han visto en mi lo que soy pero que yo no era consciente, gracias a los pequeños clientes o las grandes familias que no me conocían y me contrataron, famosos, artistas y empresarios que me han ayudado sin ellos saberlo a convertirme en quien soy, gracias a ellos y ti que estás leyendo estas líneas, pues espero que no pierdas nunca al niño que llevas dentro. Gracias a mi familia, Angel, Esther, Pedro y A MI MADRE, la que siempre estuvo para mí y mis hermanos y gracias mi Mujer,  Sonsoles y todos mis amigos por los momentos de ánimo.

¡Llamanos!